Akagami no Shirayuki-hime: Reseña (I)

portada akagamiTítulo: Akagami no Shirayuki-hime

Tipo: Serie

Año: 2015

Estudio: Bones

Duración: 25 min

Episodios: 12

Género demográfico: Shoujo

Géneros temáticos: Drama, Fantasía, Romance

Sinopsis: La historia está protagonizada por Shirayuki, una chica que trabaja como herborista y, además, posee un color de cabello inusual en sus tierras. A causa de ésto, el príncipe de su país decide que debe casarse con ella. Ante tal proposición, Shirayuki no tiene más remedio que huir para cambiar su destino. En el país vecino conoce a Zen, un chico que decide ayudarla a toda costa, y lo conseguirá gracias a su auténtica identidad.


Opinión personal:

Akagami no Shirauki-hime es un anime que aparece sin sorpresas, que muestra desde el primer capítulo cómo va a ir avanzando. Pienso que va destinado a un público muy fanático del shoujo (o ni eso). Y aunque realmente me considero fan del romance, puesto que soy la típica que forma parejas hasta entre mascotas, he notado que este anime no me ha llegado, ni lo más mínimo, a mi sensible y tierno kokoro. Es más, creo que me he aburrido tanto observando cómo la relación era tan obvia que he echado de menos que no se tratase de colegialas. Al principio se planteaba una historia similar al anime Akatsuki no Yona. Había demasiadas similitudes, como el color de pelo de la protagonista, el hecho de que se lo cortara, un caballero que la protege y algunas cosas más. Así que, como me esperaba algo similar, y aunque hubiera sido más parecida no me hubiera molestado puesto que Akatsuki no Yona me agradó, siento que he estado viendo la cara fea de este último anime mencionado. Obviamente, es sólo mi opinión, pero el hecho de no presentar una trama sólida en ninguno de los 12 capítulos ha repercutido bastante. O simplemente, Akagami no Shirauki-hime no es lo mío.


Historia:

shirayuki-y-zen-compressorCapítulo tras capítulo, sentí “esperanzas” de sumergirme en algún argumento, aunque fuese escaso, aunque tratase de cómo las paredes querían succionar todas las plantas medicinales, o que hubiera algún problema realmente serio. Sin embargo, eso no ocurrió, y llegados al capítulo 12, conseguí sentirme defraudada, y bastante desanimada por haber pensado que habría algo más que un simple romance entre una plebeya y un príncipe. Sinceramente, perdió todo el encanto en el momento que los dos personajes se enamoraron a primera vista. Me pareció de lo más ilusorio y decepcionante. Ese amor desde un principio provoca una carencia de trama, puesto que dan el postre desde el primer minuto. Me habría gustado ver, como en cualquier shoujo, la edificación  y solidez de esa relación desde un punto más “distante”, por así decirlo, además de recalcar la dificultad de relacionarse por su estatus social.

He de admitir que conseguí acabar de ver Akami no Shirauki-hime, pese a que no me atrapó en ningún momento, pero para tomarnos con más humor mi gran decepción, hubo algo que me sorprendió, y fue el hecho de que consiguió hacerme una pregunta bastante cuestionable (valga la redundancia), y es que… ¿A quién se le ocurre que el cabello rojo es extraño? Y no podían resaltarlo más que con personajes con el cabello blanco de nuestro protagonista Zen (las canas avanzan antes en las clases sociales altas por el estrés o algo, ya que sólo tiene 19 años de edad…) o azul por parte de Mitsuhide. Realmente sé que esto es una tontería, puesto que si en ese mundo no hay nadie con cabello rojo nadie debe quejarse, pero tampoco he visto a nadie que comparta el mismo color que los personajes mencionados…

Vamos, que esa idea no me gusta y ya. 

Obi.gif
¡El mejor personaje del anime!

Por otro lado, quiero resaltar el hecho de que la protagonista consiga soltar alguna que otra lagrimilla en menos de lo que canta un gallo, y no porque no pueda llorar, sino que me parece que se le da demasiada importancia a temas innecesarios, pero cuando realmente aparece un asunto importante, los personajes actúan con más normalidad. Además, muestra con facilidad situaciones demasiado irreales porque aunque Zen tenga una gran habilidad para el combate y todo…

(SPOILER)

¿Cómo narices fue tan rápido a salvarla a ese lugar donde estaba encerrada si había que coger un barco y todo?

(FIN DE SPOILER)


Personajes:

Nuestra singular protagonista, con ese pelo tan insólito para toda la humanidad (¿y las pecas? ¿Dónde te has dejado las pecas, eh, señorita Shirayuki?), nos muestra una personalidad transparente, donde refleja cada uno de sus sentimientos, en especial, por nuestro protagonista Zen.

Shirayuki

Desde un primer momento, nos presentan a un príncipe azul (que no que no, que en este caso sería príncipe blanco), con ese salto y esa supuesta belleza que hipnotiza a Shirayuki. Sin embargo, muestra la misma simple actitud en cada uno de los episodios, sin un ápice de evolución durante su estancia con su amada. Durante el transcurso de su vida sí podemos observar que realmente cambia, gracias a sucesos bastante funestos en su infancia, pero el hecho de estar con Shirayuki no provoca ningún cambio en absoluto. Por esta razón, ese súper caballero que intenta cautivar a todo el mundo en el primer capítulo, va perdiendo fuerza y, a mi parecer, provoca el efecto contrario, haciendo que me parezca incluso un poco insoportable.

zen

Respecto sus personajes secundarios, la verdad es que me han gustado muchísimo más que los principales, tanto por la pizca de comedia que añaden a la trama como por sus personalidades. Me gustaría haber podido observar más detalladamente la vida de éstos, y como tengo una fe ciega en la segunda temporada, espero que muestren a estos personajes secundarios tal y como dios manda.

Mitsuhide-Kiki-And-Obi


Conclusión:

Tampoco ha sido el desastre del año, ya que he podido terminarla, aunque decepcionada y a duras penas. Espero que la segunda temporada nos traiga algo fresco y diferente, así aumentar considerablemente su nota, porque no quiero ver la segunda temporada y sentir que el conflicto más grave es que tenga el cabello de un color rojo intenso.

Pasable.

Un comentario en “Akagami no Shirayuki-hime: Reseña (I)

  1. Pingback: Temporada de Invierno 2016 | Onigiris in Pyjamas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s